Pedir Cita y Consultar Pruebas e Informes

Protege tu piel en verano

Notas de prensa | 13 de Junio de 2017

IMED Hospitales te ofrece una serie de útiles consejos para cuidar tu piel en la época estival con motivo del día europeo de la prevención contra el cáncer de piel.

Son muchos los factores que afectan a la piel, como la edad, el tabaco, las características personales (color de piel, de ojos, de pelo…) y la alimentación, pero la más importante de todas es la radiación solar. La protección de nuestra piel es necesaria cuando vayamos a salir a la calle.

El cáncer de piel es de fácil prevención siempre que pongamos empeño en ello siguiendo los consejos adecuados. El riesgo de sufrir un cáncer cutáneo aumenta de manera considerable si nos descuidamos y no protegemos nuestra piel, esto es debido a que la exposición a los rayos del sol de forma prolongada es uno de los principales riesgos de contraer este tipo de enfermedad.

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE NUESTRA PIEL Y LA PREVENCIÓN DEL MELANOMA

Guía prevención del cancer de piel1-     Busca la sombra en las horas centrales del día. Recuerda que los rayos solares son más fuertes y perjudiciales entre las 12h y las 16h.

2-     Usa fotoprotectores adecuados. Debes utilizar un fotoprotector con un factor o protección adecuada a tu piel (no todos tenemos el mismo fototipo). Recuerda que sea resistente al agua y de renovar su aplicación.

3-     ¡Cuidado cerca de la nieve, el agua o la arena! Las radiaciones solares se reflejan en estas superficies, lo que provoca que aumenten sus efectos al incidir directamente sobre la piel.

4-     Usa la ropa adecuada. Los colores oscuros generalmente protegen mejor del sol que los claros, y los tejidos tupidos son más aconsejables que los más holgados. Cubre tu cabeza con un sombrero, gorra o pañuelo. También es aconsejable usar gafas de sol.

5-     Mantén a los niños alejados del sol. Antes de los tres años, no es recomendable que los niños estén expuestos directamente al sol.

6-     Huye de las salas de bronceado. La mayoría de los dermatólogos y organizadores de la salud desaconsejan el uso de camas bronceadoras o lámparas de sol. La OMS señala que su uso conlleva riesgo de cáncer de piel y que ningún menor debería utilizarlas.

7-     Observa de cerca tu piel. Autoexaminar la piel desde la cabeza a los pies con detenimiento es importante, al menos una vez al mes.

8-     Acude al dermatólogo periódicamente. Acude al doctor cada año para que realice un cheque médico profesional de la piel. Estas revisiones son especialmente importantes si presentas algún factor de riesgo como antecedentes personales o familiares de melanoma o un alto número de lunares.

Regla A-B-C-D-E

Siempre que un lunar cumpla una de las siguientes características deberemos consultar rápidamente con el dermatólogo:

-        Asimetría en alguno de sus ejes

-        Bordes irregulares

-        Color, que sea variado o no uniforme

-        Diámetro, vigila que no sea mayor de 6mm

-        Evolución, debemos estar atentos y  detectar si uno de nuestros lunares cambia 

En IMED Hospitales disponemos de un equipo de dermatólogos que cuidará de tu piel. 

  • Prevención